Lesiones y rendimiento deportivo

estrés oxidativo

¿Vienes arrastrando alguna molestia en tu brazo o pierna desde que arrancaste el gimnasio? ¿Sales a correr todos los días, pero tu rodilla te está reclamando? ¿Todavía te acuerdas de aquellos ejercicios que hacías en la clase de gimnasia porque tu espalda te los recuerda diariamente? ¿Realizas un deporte de alto rendimiento y últimamente estás sufriendo muchas lesiones que te impiden competir?

Muchas veces no prestamos atención a las molestias o dolores que se producen luego de una actividad física o pensamos que las reiteradas lesiones son casualidad y no nos detenemos en pensar que es lo que está pasando. Durante la práctica de alguna actividad y/o deporte llevamos el cuerpo a su máxima capacidad para que pueda responder a las exigencias del ejercicio, sin medir en muchos casos las consecuencias. Si actualmente estás padeciendo alguna molestia o lesión que esté afectando tu rendimiento, quédate leyendo que te contaremos cómo la combinación de nutrientes puede colaborar en tu recuperación. 

Por un lado, es necesario reforzar las articulaciones, cartílagos, huesos y fortalecer los músculos. El colágeno hidrolizado mejora el estado de éstos tejidos, además de evitar su deterioro y desgaste durante el ejercicio. El complemento con la vitamina C, con efecto antioxidante, potenciará su efecto.

Durante el ejercicio físico el cuerpo necesita constantemente de energía para responder a las exigencias de la actividad y garantizar el rendimiento deportivo. La maltodextrina aumenta el nivel energético del músculo, dando más fuerza y evitando la fatiga muscular. Si bien no tiene un efecto directo en la lesión, tiene un efecto indirecto ya que evitará futuras lesiones.

No descansar lo suficiente afecta el rendimiento deportivo y además impide que el cuerpo realice las funciones de regeneración, impactando directamente sobre la recuperación de la lesión.  Regular los niveles de  melatonina es clave para el buen descanso, así mismo procurar cubrir con todos los requerimientos diarios de vitaminas y minerales son esenciales para equilibrar los estados de vigilia y descanso. La combinación de vitaminas del complejo B, el colágeno hidrolizado y el omega 3 colaboran en la conciliación del sueño, disminuyendo los despertares nocturnos, evitando los estados de vigilia, contrarrestando la debilidad y la fatiga. Por otro lado, los antioxidantes, como el glutatión, la vitamina C, y los presentes en el mangostán, arándano, naranja y acai, en combinación con el calcio, zinc y la vitamina E disminuyen el estrés oxidativo, condición presente cuando no se descansa lo suficiente, evitando en el largo plazo el envejecimiento prematuro.

Incorporar de manera conjunta todos los nutrientes que el organismo requiere es la parte fundamental para que se lleven a cabo todas las funciones metabólicas que colaborarán de manera directa e indirecta en el rendimiento deportivo y en la recuperación de las lesiones. Brindar los nutrientes necesarios de manera conjunta y sinérgica favorecerá el correcto funcionamiento de manera integrativa. Los nutrientes se complementan unos a otros, maximizando su efecto en el organismo. Para potenciar los resultados,  asegúrate de incorporarlos todos juntos,y no solo alguno de ellos, ya que podría no generar el efecto deseado. ¿Te interesa saber cómo? ¡Escríbenos y te contamos!

Artículos relacionados

0 comentarios