¿Cuánto sabes de la lactancia?

Claves para una lactancia saludable
estrés oxidativo

Mediante la lactancia se garantiza que el bebe reciba todo lo necesario para un desarrollo y crecimiento adecuado. Conoce cuales son los nutrientes y antioxidantes que de manera sinérgica y combinada ayudarán a lograrlo.

Cansancio, exigencias, placer, vínculo, protección, nutrición, amor… son todas palabras que hacen referencia al significado de lactancia. Si has amamantado o lo estás haciendo en éste momento, sabes muy bien todos los estados emocionales y corporales que se atraviesa durante la lactancia. ¿o no?

Durante la lactancia la madre debe llevar una alimentación balanceada, completa y de calidad para satisfacer todos los requerimientos necesarios para ella y para su bebe.  Los nutrientes juegan un rol fundamental durante esta etapa ya que la calidad de la leche materna depende de éstos, repercutiendo directamente en el desarrollo y crecimiento del bebe. ¡Quédate leyendo y te contamos como el aporte completo y adecuado de nutrientes puede ayudarte en esta etapa!

Durante la lactancia es necesario mantener y favorecer la estructura ósea de la madre, al igual que la estructura de todos los tejidos de cuerpo, por lo tanto, es favorable el aporte adecuado de colágeno hidrolizado, vitamina C y el calcio, en combinación con las vitaminas del complejo B que actúan como cofactores en la mayoría de las funciones enzimáticas.

La piel del pecho, al igual que los pezones puede estirarse e irritarse, convirtiendo el acto de amamantar en un padecimiento muy doloroso, aportar colágeno hidrolizado y vitamina C son fundamentales para mantener y regenerar el tejido de la piel.

La lactancia solo trae beneficios, es sinónimo de prevención de un montón de patologías y padecimientos para la mamá y el bebe, pero quizás una de las desventajas de la misma es el cansancio o falta de energía que puede llegar a sentir la madre que da el pecho, especialmente si lo hace de manera exclusiva, durante los primeros meses del bebe. Aportar un extra de antioxidantes, en combinación con vitaminas y minerales, aumentará la producción de energía por parte de las células, repercutiendo en el estado general.

El aporte completo y sinérgico de nutrientes y antioxidantes como el glutatión, vitamina C, y los aportados por el arándano, naranja, mangostán y acai, trabajando complementariamente con las vitaminas del complejo B y los minerales como el calcio, magnesio, zinc y selenio, son beneficiosos para garantizar la salud de la madre y el bebe. Brindar los nutrientes necesarios de manera conjunta y sinérgica favorecerá el correcto funcionamiento de manera integrativa. Los nutrientes se complementan unos a otros, maximizando su efecto en el organismo. Para potenciar los resultados, asegúrate de incorporarlos todos juntos, y no solo alguno de ellos, ya que podría no generar el efecto deseado. ¿Te interesa saber cómo? ¡Escríbenos y te contamos!

Artículos relacionados

0 comentarios