¿El insomnio no te deja ser tú?

Una receta para el buen descanso
estrés oxidativo

La combinación sinérgica  de  nutrientes antioxidantes te ayudarán a sumar horas de descanso profundo y relajación.

¿Suena el despertador por la mañana y no entiendes como ha pasado tan rápido la noche?¿Amaneces con más cansancio?  ¿Sientes que no has descansado nada y no tienes ni idea como vas a afrontar todo el día que te espera? ¿Te ha pasado? 

Se dice que para tener un buen día, hay que tener una buena noche, lograr conseguir ese “sueño reparador” que nos permitirá afrontar el día con energía y buen ánimo ¿Pero qué pasa cuando no sucede? 

No descansar lo suficiente afecta el rendimiento, alterando la capacidad de pensar con claridad, además puede provocar irritabilidad, ansiedad y hasta depresión. A nivel físico, aumenta el riesgo de padecer enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión, obesidad y enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, no dormir lo necesario afectaría la  liberación de las hormonas que participan en la síntesis de masa muscular, reparación de células y en el sistema inmune.  ¿A ti cómo te afecta el mal dormir? ¡Cuéntanos! Nos interesa ayudarte.

Para lograr un buen descanso se debe propiciar la relajación, disminuir la tensión, y promover la oxigenación del cuerpo, principalmente del cerebro. Sabemos que quizás la noche es el momento de distracción y aprovechas a tomarte un café, un trago, o bien fumar un cigarrillo, acompañado de una buena peli, el canal de noticias o te pones al dia con las redes sociales, pero lamentablemente todos éstos son estímulos que no colaboran a conciliar el sueño. 

El  descanso es el momento del cuerpo para aprovechar y asimilar todos los nutrientes que ha recibido durante el día, por lo tanto la cantidad y calidad que se aporten son esenciales para la correcta regeneración y recuperación del mismo.

Regular los niveles de  melatonina es clave para el buen descanso, así mismo procurar cubrir con todos los requerimientos diarios de vitaminas y minerales son esenciales para equilibrar los estados de vigilia y descanso. La combinación de vitaminas del complejo B, el colágeno hidrolizado y el omega 3 colaboran en la conciliación del sueño, disminuyendo los despertares nocturnos, evitando los estados de vigilia, favoreciendo la capacidad de concentración y contrarrestando la debilidad y la fatiga. 

Los antioxidantes, como el glutatión, la vitamina C, y los presentes en el mangostán, arándano, naranja y acai, en combinación con el calcio y la vitamina E disminuyen el estrés oxidativo, condición presente cuando no se descansa lo suficiente, evitando en el largo plazo el envejecimiento prematuro.

La incorporación de colágeno es esencial para estimular la elasticidad y firmeza de los tejidos,el cual  se ve afectado principalmente  ante la falta del buen descanso. La acción del colágeno, actuando de manera sinérgica con la vitamina C, potencia las funciones de regeneración que realiza el organismo durante las horas de sueño.

Si eres una persona que realiza deporte intenso o bien tienes un trabajo que requiere de mucho esfuerzo físico, el rendimiento muscular  no es el mismo si no descansas correctamente, la maltodextrina ayudará a reponer los niveles de glucosa en sangre, sumando energía y evitando la fatiga.

Incorporar de manera conjunta todos los nutrientes que el organismo requiere es la parte fundamental para que se lleven a cabo todas las funciones metabólicas que colaborarán de manera directa e indirecta en la calidad del descanso. Brindar los nutrientes necesarios de manera conjunta y sinérgica favorecerá el correcto funcionamiento de manera integrativa. Los nutrientes se complementan unos a otros, maximizando su efecto en el organismo. Para potenciar los resultados,  asegúrate de incorporarlos todos juntos,y no solo alguno de ellos, ya que podría no generar el efecto deseado. ¿Te interesa saber cómo? ¡Escríbenos y te contamos!

Artículos relacionados

0 comentarios