¿Quieres regular la presión sin esfuerzo?

Controla la presión de manera simple y natural
estrés oxidativo

No esperes a que la hipertensión controle tu vida, conoce cuales son los nutrientes y antioxidantes que de manera combinada y sinérgica ayudarán a mantenerla controlada de manera sencilla.

¿Te ha pasado que de la nada te agarran dolores que se sienten en la zona de la nuca y a pesar que te tomes un calmante el dolor persiste?, ¿Sientes fatiga, palpitaciones?… Si te está pasando, y no encuentras una causa a estas dolencias, es posible que tu presión arterial te esté hablando. La hipertensión es una condición muy silenciosa, solo hace su aparición cuando los niveles de presión superan los niveles máximos esperados y es recién en ese momento cuando empezamos a tratarla. 

La presión alta sostenida en el tiempo tiene un efecto dominó en el cuerpo, aumentando la probabilidad de un derrame cerebral,  pérdida de la vista, insuficiencia cardiaca,  paro cardiaco, insuficiencia renal y hasta puede provocar disfunción sexual. Controlar periódicamente la presión, principalmente si presentas alguna condición de riesgo que predisponga a su aumento, es la clave para poder tratarla, pero reducir el estrés, realizar actividad física y tener una nutrición adecuada son los tres pilares fundamentales para controlarla. No esperes a que la hipertensión te sorprenda, empieza a tomar acciones preventivas. ¿Quieres saber cómo? Nosotros te contamos. 

Si se produce un aumento en la presión, se empiezan a debilitar las paredes de los vasos sanguíneos de todo el cuerpo, afectando principalmente los del sistema nervioso, los ojos, las arterias del corazón y de los riñones. El colágeno hidrolizado es el nutriente estrella en mantener la función hemodinámica, siendo un componente esencial en las paredes de los vasos sanguíneos, y combinado con la vitamina C su acción se ve favorecida.

Para colaborar en la reducción del estrés, y controlar la ansiedad, el consumo de ácidos grasos omega 3 y el colágeno son pieza fundamental. Sin olvidar que el accionar conjunto con vitaminas, principalmente del complejo B y minerales favorecen de manera integrativa su accionar.

Como hemos visto, este efecto dominó que ejerce el aumento de la presión arterial, conlleva el debilitamiento de múltiples sistemas orgánicos, provocando al mismo tiempo una exigencia por parte de las células. Garantizar una correcta oxigenación celular y disminuir el aumento del estrés oxidativo ayudará enormemente al trabajo celular. El glutatión, vitamina C, el calcio, vitamina E y selenio, junto con los compuestos antioxidantes presentes en el acai, el mangostán y el arándano, colaborarán en este trabajo.

No esperes que la hipertensión se haga presente en tu vida. Brindar los nutrientes necesarios de manera conjunta y sinérgica favorecerá el correcto funcionamiento de manera integrativa. Los nutrientes se complementan unos a otros, maximizando su efecto en el organismo. Para potenciar los resultados,  asegúrate de incorporarlos todos juntos,y no solo alguno de ellos, ya que podría no generar el efecto deseado. ¿Te interesa saber cómo?¡Escríbenos y te contamos!

Artículos relacionados

0 comentarios