Nutrientes indispensables para revitalizar tu cabello

Nutrientes indispensables para revitalizar tu cabello

Nutrientes indispensables para revitalizar tu cabello.

nutrientes para el cabello
Si hay algo que todos queremos, es tener un cabello sano, fuerte y (muchísimas veces) largo. Sin embargo, nos encontramos a diario con problemas de caída, puntas abiertas, crecimiento pobre y opacidad. ¡Y tampoco nos olvidamos de las alteraciones del cuero cabelludo! Sebo excesivo, caspa, irritación… Los productos de tu farmacia más cercana no pueden con todo y tú estás cansado de intentarlo. ¡No te desanimes! En Aleria te brindamos información detallada sobre los nutrientes para el cabello, una forma sencilla y natural de promover la salud de tu melena en apuros.

En este artículo descubrirás:

[lwptoc colorScheme=”light” backgroundColor=”#c2b6d6″ borderColor=”#ffffff” titleColor=”#000000″ linkColor=”#000000″ hoverLinkColor=”#882de2″]

El impacto de los nutrientes sobre tu cabello

Atrás quedaron los días de rodete y pañuelos amarrados a tu cabeza, hoy quieres lucir tu cabello y estás completamente decidido a ello. A excepción de los productos dermocosméticos prescritos por tu médico clínico o dermatólogo, no necesitas preocuparte por invertir en más y más “soluciones mágicas” para combatir los efectos negativos que el estrés, las dietas poco calculadas, la contaminación ambiental y otros factores tienen sobre tu cabello.

  • “¿Acaso no existe una manera más sencilla y accesible de cuidarme?¨” 

¡Por supuesto! Si te encuentras leyendo este artículo, es muy probable que hayas oído hablar de la potente influencia que los nutrientes tienen sobre la salud e, incluso, sobre la apariencia. Por otro lado, el cabello y el cuero cabelludo hacen parte de un ciclo de constante recambio celular, y es aquí donde podemos intervenir nutricionalmente para dar a nuestras células todo lo que necesitan durante su metabolismo habitual.

La importancia de los nutrientes para la salud del cabello ha sido comprobada por innumerables estudios científicos a través del tiempo, y ha llegado el momento de poner todos estos conocimientos en práctica para devolver a tu cabello la vitalidad perdida.

Los mejores nutrientes para el cabello

Como creemos que cada persona es un mundo colmado de deseos y necesidades específicas, te contamos cuáles son los mejores nutrientes para el cabello en función de tres problemáticas puntuales – falta de brillo, caída y debilidad –  con el objetivo de que encuentres la más apropiada para ti.

¡Tu cabello está a punto de resucitar!

ADVERTENCIA: Todos los nutrientes mencionados a continuación deben ser consumidos en conjunto, ya que esto favorecerá la biodisponibilidad (es decir, la capacidad de nuestro cuerpo para absorber estos nutrientes) dando como resultado los beneficios que tanto anhelas. Parece una misión imposible. ¡PERO NO LO ES! Nuestros especialistas pueden ayudarte a promover la salud de tu cabello con la ingesta integral de nutrientes. ¡Envíanos un mensaje!

¿Qué nutrientes le dan brillo al cabello?

cabello saludable

¡A brillar mi amor! Existen muchas vitaminas que le darán brillo a tu cabello, descubrámoslas:

  • VITAMINA C. Es un antioxidante sumamente útil para aumentar la luminosidad de tu cabello, ya que se encarga de estimular la microcirculación capilar y de promover la oxigenación del cuero cabelludo. Puedes encontrarla en frutas como la naranja, la mandarina y las fresas, y en verduras como el brócoli y la coliflor.
  • VITAMINA E. Otro potente antioxidante que tampoco puede faltar en tu dieta. En sus proporciones correctas, este micronutriente protege tu cabello del daño oxidativo y combate diariamente los radicales libres que pueden hacer que tu cabello luzca opaco y deshidratado. ¡Búscala en tu despensa! Los alimentos que la contienen son las semillas de girasol, el aceite vegetal, los frutos secos, el aguacate y la espinaca.
  • VITAMINA B3: un infaltable que también se suma a nuestro listado de nutrientes para el cabello. Presente en alimentos como el trigo, el arroz y el atún, esta vitamina dará a tu cabello un caudal de brillo sorprendente.

¿Qué nutrientes te faltan si se te cae el cabello y quieres que crezca?

prevenir la caída del cabello

Si se te cae el cabello o no consigues que crezca lo suficiente, puede existir una carencia de estos nutrientes:

  • OMEGA 3. Este ácido graso es uno de los nutrientes para el cabello más aclamados por su capacidad de aumentar su calidad y su grosor, evitando así la caída sistemática. Algunos alimentos ricos en omega 3 son el salmón y el alga marina.
  • VITAMINAS B1, B6 y B12. Estas maravillosas vitaminas del complejo B están orientadas al transporte de oxígeno y nutrientes hacia el cuero cabelludo. Así, detienen la caída y permiten que tu cabello crezca en mayor cantidad, sano y fuerte. ¡Fabuloso! Las encuentras en: huevos, coliflor, plátanos (B12); el atún, las legumbres, la carne de res, las nueces y los garbanzos (B6); y en productos integrales fortificados, germen de trigo, carne de cerdo y de res, nueces y semillas (B1).
  • COLÁGENO HIDROLIZADO. Además de prevenir la caída, el colágeno hidrolizado nos ofrece la posibilidad de acelerar el crecimiento del cabello, ya que sus aminoácidos esenciales trabajan aumentando la circulación sanguínea. De esta forma, este ingrediente se convierte en un As bajo la manga que todos deberíamos tener en cuenta. Búscalo en carnes rojas y blancas, frutos secos, gelatinas y lácteos.
  • HIERRO. El hierro es uno de los mejores nutrientes para el cabello, dado que produce hemoglobina y sus proteínas transportan oxígeno a todo el cuerpo, incluyendo a las raíces del cabello. De este modo, previene la caída y habilita el crecimiento de nuevo cabello sano y fuerte. Entre las fuentes de hierro más populares encontramos las legumbres secas, la carne roja y magra, las yemas de huevo, el hígado y las frutas deshidratadas.

¿Cuál es el mejor nutriente para fortalecer el cabello?

vitaminas para el cabello dañado

Hablemos de cuáles son los mejores nutrientes para el cabello maltratado, que puede causarnos más de un disgusto frente al espejo.

  • BIOTINA. Se trata de uno de los nutrientes más apropiados para fortalecer el cabello: además de aportar un brillo espectacular, desarrollará una mayor elasticidad y podrás combatir su textura quebradiza. Se encuentra presente en alimentos como el pescado, el queso, el salmón, las fresas y el huevo.
  • Para fortalecer tu melena puedes acudir a las propiedades de todos nutrientes mencionados en este artículo, ya que el brillo y la prevención de la caída son diferentes manifestaciones de un mismo hecho: la presencia de un cabello fuerte y saludable.  

¿Cómo asegurar la absorción de estos nutrientes?

Para que podamos obtener el mayor provecho de las vitaminas, ácidos y minerales presentados aquí, es necesario que nos aseguremos de consumirlos de manera integrada, ya que la falta de uno puede alterar la correcta absorción de otro.

Además, es importante que el intestino se encuentre en condiciones óptimas (sin inflamación) para absorber y aprovechar las vitaminas, los minerales y los ácidos grasos recomendados anteriormente. Para ello, asegúrate de incorporar a tu dieta determinados nutrientes adicionales, probióticos, fibras dietéticas y antioxidantes, tales como el magnesio, el noni, el açai, el nopal, la inulina, el glutatión, el mangostán y la pulpa de arándano y naranja. Estos evitarán la inflamación de la mucosa gástrica, neutralizando las toxinas presentes en la sangre y restableciendo la flora bacteriana. 

¡Prepárate para lucir tu cabello revitalizado!

¿Sabías acerca del vínculo entre nutrientes y cabello sano? ¿Conoces la mejor manera de ingerir tus nutrientes para obtener los resultados que buscas? ¡Nuestros asesores de Aleria pueden ayudarte a descubrirlo! Déjanos un comentario o envíanos un mensaje para que, juntos, hagamos de la nutrición un hábito que se vea reflejado en tu cabello.

10 Nutrientes para tener un sistema inmunológico fuerte

10 Nutrientes para tener un sistema inmunológico fuerte

10 Nutrientes para un sistema inmunológico fuerte.

sistema inmunollógico fuerte

Una de nuestras grandes preocupaciones actuales es la de tener un sistema inmunológico fuerte, bien dotado para enfrentarse a virus, bacterias, gérmenes y otras amenazas a las que nos exponemos diariamente. En este nuevo artículo de Aleria, queremos introducirte a una temática de total importancia: el vínculo estrecho entre nutrición y sistema inmune. ¿Cómo se conectan? ¿Qué podemos hacer para subir nuestras defensas de manera natural con la ayuda de nutrientes esenciales? ¡Quédate con nosotros para descubrirlo!

[lwptoc numeration=”none” backgroundColor=”#cdb7e2″ borderColor=”#cdb7e2″ titleColor=”#000000″ linkColor=”#000000″ hoverLinkColor=”#8224e3″ skipHeadingLevel=”h3,h4,h5,h6″]

¿Qué es el sistema inmunológico?

El sistema inmunológico es el principal mecanismo que tiene nuestro cuerpo para prevenir enfermedades e infecciones. Tratándose de uno de los sistemas más importantes, debemos trabajar junto a él para que nuestras defensas – esos pequeños “soldaditos” dedicados a protegernos – se mantengan altas y activas. El sistema inmune está compuesto por diferentes órganos, tejidos, células y proteínas, y la gran mayoría de las veces logra combatir aquellos agentes que podrían afectar a nuestra salud. Otras veces, a causa de determinadas condiciones físicas, como la diabetes y la desnutrición, o mentales, como el estrés y la ansiedad, este sistema puede verse debilitado. Por estos motivos, es completamente necesario que comprendamos la fuerte sociedad existente entre nutrición y sistema inmune, ya que, de la mano de los nutrientes esenciales, podremos elevar y fortalecer nuestras defensas naturales.

10 Nutrientes para subir tus defensas de manera natural

A continuación te presentaremos 10 nutrientes que puedes consumir para aumentar tus defensas de manera natural. Es muy importante que consideres que cada uno de los nutrientes mencionados tiene “aliados” o “nutrientes amigos”, que permitirán su correcta absorción por parte del cuerpo. Al igual que nosotros, los nutrientes también funcionan mejor cuando trabajan en equipo. Cada uno de ellos le brindará al otro la posibilidad de potenciar sus efectos positivos sobre la salud, por lo que debemos aprovecharlos en conjunto.

  • Sigue leyendo sobre biodisponibilidad y descubre cómo puedes hacer que los nutrientes sean absorbidos por tu cuerpo con eficacia.

1. Hierro

Si consumimos hierro en las cantidades recomendadas estaremos favoreciendo la capacidad de defensa de los glóbulos blancos. ¡Fundamental para tener un sistema inmunológico fuerte!

  • Importante: Debemos tener en cuenta que, para que su absorción sea correcta, no podemos dejar de lado el consumo paralelo de Vitamina C.

Algunos alimentos ricos en hierro son los mariscos, las espinacas, las legumbres, la quinua y las carnes rojas.

2. Zinc

Otro de los nutrientes que fortalecen el sistema inmunológico es el Zinc. Su carencia es peligrosa, en tanto puede generar la aparición de enfermedades autoinmunes y alterar el crecimiento. Este nutriente tiene una gran participación en la cicatrización de heridas y participa activamente en los procesos de regeneración celular y en más de 300 reacciones enzimáticas. Además, favorece el correcto funcionamiento de los sentidos del gusto y el olfato. Un mineral sumamente necesario que trabaja mano a mano con el sistema inmunológico combatiendo virus y bacterias.

  • Importante: Las proteínas de origen animal promueven su absorción eficaz.

Algunos alimentos ricos en zinc son las ostras, el pavo, las avellanas y almendras, el queso, el hígado y los copos de avena.

3. Selenio

El selenio se caracteriza por potenciar las defensas del organismo. Posee una poderosa función antioxidante capaz de protegernos tanto de las infecciones como de los llamados radicales libres, unas moléculas inestables elaboradas durante el metabolismo normal de las células que pueden afectar a nuestro cuerpo si no son eliminadas correctamente. Asimismo, este mineral forma proteínas sumamente importantes para el desarrollo de un sistema inmunológico fuerte y previene el daño celular.

  • Importante: El selenio hace posible que las funciones de la vitamina C y la vitamina E se desarrollen satisfactoriamente. ¡Procura incluirlo en tu dieta!

Algunos alimentos ricos en selenio son el atún, el salvado de trigo, el huevo, las coles de bruselas, el queso suizo y las judías blancas.

4. Cobre

El cobre también es fundamental para fortalecer nuestro sistema inmunológico. Sin este nutriente, ninguna de las células fundamentales del sistema inmune, como los linfocitos, conseguiría llevar adelante su función de manera eficaz. ¡Imagina el poder que concentra! Si nos aseguramos de ingerirlo en sus proporciones adecuadas, estaremos facilitando la producción de anticuerpos y colaborando con las defensas naturales del organismo, evitando a su vez la presencia de anormalidades a nivel de los glóbulos rojos.

  • Importante: El cobre favorece la absorción de hierro.

Algunos alimentos ricos en cobre son el hígado de res, los mariscos, las nueces, las semillas de sésamo y de girasol, algunos productos integrales y el chocolate.

5. Vitaminas del complejo B

Las vitaminas del complejo B también son indispensables para tener un sistema inmunológico fuerte. Se ha comprobado que la carencia de vitamina B6 produce una disminución en la cantidad de glóbulos blancos, encargados de combatir infecciones y otras enfermedades, así como una alteración en la respuesta inmune. Por otro lado, una ausencia de vitamina B12 provocará la disminución de las células de defensa. Así, ambas cumplen un rol fundamental que no debemos ignorar.

  • Importante: algunos antibióticos inhiben la absorción de las vitaminas B6 y B12. ¡Haz una consulta gratuita con nuestros asesores para identificar estos posibles problemas y tomar acción de inmediato!

Algunos alimentos ricos en vitamina B6 son el atún, el salmón, las legumbres, la carne de aves y los garbanzos. Por otro lado, puedes encontrar una buena dosis de vitamina B12 en el hígado vacuno, las almejas, el pescado y los lácteos.

6. Vitamina A

La vitamina A también puede ayudarnos a fortalecer el sistema inmunológico de manera natural, ya que se caracteriza por afectarlo directamente. Esta potente vitamina favorece la producción de linfocitos, un grupo de glóbulos blancos que participan activamente en la respuesta inmune, favoreciendo e impulsando su actividad. ¡Dale a tu cuerpo la capacidad de defenderse de virus, bacterias y gérmenes con este poderoso nutriente! Algunos alimentos ricos en vitamina A son el aceite de hígado de bacalao, los huevos, los cereales fortificados, la leche descremada fortificada y la mayoría de las hortalizas de hoja verde.

7. Vitamina C

La vitamina C es un nutriente antioxidante que, entre otras cosas, participa en los procesos de curación de heridas, mejora el estado de ánimo y evita la contracción de ciertas enfermedades, convirtiéndose así en uno de los mejores aliados del sistema inmunológico. Una de las principales funciones de los antioxidantes es la de combatir a los radicales libres, que, en exceso, pueden alterar el funcionamiento celular. Con todo, este nutriente es indispensable para mantenernos sanos y enérgicos.

  • Importante: ¡Esta vitamina se lleva muy bien con el hierro! Consúmelos en conjunto para obtener lo mejor de cada uno de ellos.

Algunos alimentos ricos en vitamina C son las frutas cítricas y sus jugos, así como el kiwi y los pimientos (rojos y verdes). También puede encontrarse presente en el brócoli, las fresas, los arándanos, el melón y los tomates.

8. Vitamina D

Siguiendo con las mejores vitaminas para fortalecer el sistema inmunológico, es turno de presentar a la vitamina D. Muchos estudios han anunciado que una carencia de esta vitamina puede favorecer la incidencia de las enfermedades respiratorias tales como la gripe y la neumonía. Por el contrario, el consumo de sus dosis recomendadas favorecería la respuesta inmune, protegiéndonos de infecciones virales y bacterianas.

  • Importante: La absorción correcta de vitamina D se produce en presencia de los rayos del sol. ¡Sal a dar un paseo y disfruta de sus beneficios!

Algunos alimentos ricos en vitamina D son el aguacate, el pescado azul, los lácteos enteros y los champiñones.

9. Vitamina E

Otra de nuestras vitaminas predilectas para fortalecer el sistema inmune y promover la formación de glóbulos rojos es la vitamina E, especialista a la hora de defendernos de posibles infecciones. Al igual que la vitamina C, posee un notable poder antioxidante, capaz de eliminar los radicales libres producidos por el metabolismo celular.

  • Importante: La vitamina E nos ayuda a absorber de manera correcta la vitamina K.

Algunos alimentos ricos en vitamina E son los aceites vegetales de maíz, las nueces, las semillas y las hortalizas de hoja verde.

10. Omega 3

El Omega 3 nos ayuda a subir las defensas de manera natural, aportando, al mismo tiempo, múltiples beneficios para el corazón y la circulación sanguínea. Posee propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes, así como también reduce la presión sanguínea y actúa fluidificando la sangre. Algunos alimentos ricos en Omega 3 son el atún, el salmón, la caballa, los mariscos, los vegetales de hoja verde, los aceites vegetales, las nueces y las almendras.

Otros antioxidantes para subir tus defensas que no fallan

Glutatión

El glutatión es un antioxidante que protege nuestras células de la oxidación, participa de la metabolización de la energía y mantiene altas las defensas inmunológicas. Como si esto fuera poco, esta molécula peptídica potencia las cualidades de otros nutrientes antioxidantes, como las vitaminas C y E, para que puedan ser plenamente aprovechados por nuestro cuerpo. Es especialmente utilizado para aumentar las defensas en pacientes inmunodeprimidos y en aquellos que estén expuestos a niveles altos de estrés oxidativo, como los fumadores. Esto porque su ingesta – posible mediante el consumo de alimentos que lo contengan o de suplementos que lo incluyan en su fórmula – es esencial para el funcionamiento óptimo de los glóbulos blancos, superhéroes que luchan contra virus, bacterias y agentes nocivos.

Mangostán

Entre nuestros antioxidantes estrella nos encontramos con el mangostán, una fruta exótica nacida en árboles tropicales que posee una naturaleza regenerativa y curativa extrema. Esta fuente de sustancias bioactivas nos previene del padecimiento de enfermedades cardíacas, alergias, hipertensión, colesterol alto y alteraciones urinarias y digestivas. ¡No dejes pasar la oportunidad de incluirlo en tu dieta!

Noni

El noni es un fruto rico en propiedades antioxidantes capaz de ayudarnos a combatir los radicales libres – presentes tanto en nuestro cuerpo como en el medio ambiente – que puedan alterar la actividad celular. También, posee propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas que no podemos omitir a la hora de protegernos y potenciar nuestro plan nutricional de autocuidado. Por otro lado, el polisacárido presente en el noni aumenta la producción de linfocitos T, los glóbulos blancos que se encargan de mantener altas las defensas del organismo. ¿Ya lo probaste?

Açai

Esta fruta es una fuente de antioxidantes que aumenta la absorción de otros nutrientes. Sus altos niveles de flavonoides, antioxidantes que dan a este alimento su color característico, tienen la propiedad de proteger a nuestro cuerpo de los agentes nocivos que puedan perjudicar su salud. A sus fortalezas se suma la alta presencia de fibra, vitaminas (A, B y C) y omegas (3, 6 y 9) en su composición. Un mix sano y natural para dar a tu organismo el escudo nutricional que necesita.

  • Importante: La combinación de los antioxidantes maestros mencionados en este apartado posee un efecto inmunomodulador, esencial para mantenernos sanos, fuertes y libres de enfermedades.

¡Hemos llegado al final de nuestro artículo sobre nutrición y sistema inmune! Cuéntanos: ¿Sabías acerca de la importancia de los nutrientes para mantener altas las defensas del cuerpo? ¿Crees que consumes las vitaminas y minerales suficientes para mantener un sistema inmunológico fortalecido? Si aún no lo sabes con certeza, te invitamos a hacer una consulta con nuestros profesionales de la salud. ¡Te esperamos con mucha más información y consejos personalizados!

Vitaminas para el dolor de cabeza: ¿Cuáles pueden prevenirlo?

Vitaminas para el dolor de cabeza: ¿Cuáles pueden prevenirlo?

Vitaminas para el dolor de cabeza: ¿Cuáles pueden prevenirlo?

vitaminas dolor de cabeza
El dolor de cabeza nos aqueja desde siempre y cada tanto. Pero es muy probable que, en los últimos tiempos, nos sintamos más propensos padecer estas molestias en la frente: una pesadez con la que, verdaderamente, cuesta convivir. En Aleria nos encanta brindarte soluciones accesibles. Es por eso que, en esta oportunidad, te contaremos cuáles son las mejores vitaminas para el dolor de cabeza. ¡Toma nota y despídete del malestar!

[lwptoc min=”2″ depth=”6″ hierarchical=”0″ numeration=”none” colorScheme=”inherit” backgroundColor=”#cebee2″ borderColor=”#ffffff” titleColor=”#000000″ linkColor=”#000000″ hoverLinkColor=”#8224e3″ skipHeadingLevel=”h4″]

Dolores de cabeza más frecuentes

Según la Secretaría de Salud del Estado de México, este país ocupa el escalón más alto del podio en dolores de cabeza a lo largo de Latinoamérica. En números aproximados, el 57% de la población sufre este padecimiento, y muchos de nosotros nos incluimos – no sin cierto fastidio – en esta cifra. En este sentido, las cefaleas o dolores de cabeza se han vuelto los protagonistas del día a día de muchos de nuestros lectores y consultantes. Uno de los principales inconvenientes, es que tenemos poca información a nuestro alcance para saber cuáles son los causantes del dolor y cómo podemos deshacernos de él de manera natural.

Existen numerosas causas para el dolor de cabeza. Sin embargo, en este artículo abordaremos las más frecuentes y te contaremos a qué nutrientes puedes recurrir para devolver el bienestar a tu rutina.

Cefaleas tensionales

dolor de cabeza tensional

Entre los dolores de cabeza podemos distinguir a las cefaleas primarias, aquellas que no poseen una explicación metabólica, y, dentro de ellas, identificar a las del tipo tensional. La popularidad de estas últimas ha crecido ávidamente, ya que, en la actualidad, representan más de la mitad de los casos.

Estas cefaleas pueden sentirse como una banda ajustada alrededor de tu cabeza. Por lo tanto, no es raro que las mismas se inmiscuyan en tus tareas laborales y encuentros sociales para dificultar tu desempeño y atentar contra tu estabilidad emocional.

Causas comunes

Entre las causas más comunes de la cefalea tensional encontramos:

  • Estrés
  • No dormir lo suficiente
  • Mala postura

Estos tres factores deben ser tenidos en cuenta si lo que buscamos es quitar el dolor de cabeza. Sabemos que cambiar los hábitos que más nos acercan a ellos es un desafío, pero existen métodos prácticos que podemos implementar para llevar una vida más tranquila y relajada. O sea, sin dolores de cabeza metafóricos o literales.

Síntomas

Entre los síntomas frecuentes de la cefalea tensional encontramos dolor a ambos lados de la cabeza, así como también a nivel del cuello, músculos y rostro. Al mismo tiempo, se experimentan dificultades para conciliar el sueño, aversión a los sonidos fuertes y sensibilidad a la luz.

Dolor de cabeza por falta de vitaminas

Los dolores de cabeza también pueden ser causados por la falta de vitaminas esenciales. Es factible que, en un primer acercamiento a la temática, descartemos la posibilidad de padecer cefaleas por falta de vitaminas. No entendemos exactamente de qué se trata, y el asunto queda olvidado… hasta la llegada ineludible del próximo dolor de cabeza.

Numerosos estudios científicos han puesto en evidencia que, quienes padecen de dolores de cabeza recurrentes, suelen carecer de determinadas vitaminas, principalmente de los complejos B, D y E.

A continuación, te contaremos qué vitaminas son buenas para el dolor de cabeza y cómo puedes incorporarlas fácilmente a tu dieta. ¡Cuida tu alimentación y disfruta de todos los beneficios que estos nutrientes tienen para ti!

Carencias vitamínicas que pueden causar dolores de cabeza

vitaminas dolor de cabeza

Falta de vitamina B

Las vitaminas del complejo B son importantes a la hora de tratar un dolor de cabeza. Su déficit puede causar cefaleas, en tanto las vitaminas de este grupo permiten que el cuerpo haga frente al estrés de una manera óptima. Entre ellas, debemos destacar a las vitaminas B2, B6 y B12.

Aunque todas son importantes para tratar dolores de cabeza, profundizaremos un poco más en la curandera estrella: la vitamina B2, también conocida como riboflavina.

Cuando se encuentra presente en pocas cantidades, la vitamina B2 puede provocar fatiga y cansancio visual. Un combo explosivo para cualquiera que desee disfrutar de su jornada. No obstante, una vez asegurado su correcto consumo, es posible corroborar su efecto relajante.

Sus cualidades mejoran notablemente el metabolismo de la energía mitocondrial, disminuyendo las probabilidades de sufrir dolores de cabeza y migrañas fuertes. Además, la vitamina B2 favorece la actividad de otras vitaminas, tales como la B6 y el ácido fólico. Por lo tanto, debemos pensarla como desencadenante de una serie de reacciones en cadena y, claro, venerar sus cualidades.

  • Puedes encontrarla en: carnes magras, lácteos, vegetales verdes, cereales fortificados, almendras, hierbas aromáticas frescas, extracto de levadura.

¿Consumes las cantidades necesarias de vitamina B? Si no conoces la respuesta, no dudes en consultar a nuestros asesores de Aleria. ¡Profesionales calificados te están esperando para dar un paso más en el mundo de la nutrición!

Falta de vitamina D

La falta de vitamina D también es asociada a los dolores de cabeza frecuentes. Esta se encarga de fortalecer el sistema inmunológico y ayuda al cuerpo a absorber el calcio, resultando crucial cuando de trastornos musculares o óseos se trata. Además, es un potente antiinflamatorio que puede sacarnos de más de un embrollo.

La deficiencia de vitamina D puede manifestarse como dolor musculoesquelético, molestias en las zonas de la cabeza y la cadera, debilidad muscular y fragilidad ósea.

Lo cierto, es que muchos médicos afirman que incluso las cantidades diarias de vitamina D recomendadas son insuficientes. No debería sorprendernos el hecho de carecer de ella: esto suele ser más que frecuente. Sin embargo, debemos tomar medidas para garantizar su consumo responsable.

  • Puedes encontrarla en: la exposición por 15 minutos al sol (con protector solar mediante, claro), alimentos ricos en magnesio, suplementos vitamínicos con prescripción médica.

vitamina d

Falta de vitamina E

Entre las vitaminas para el dolor de cabeza, no podemos dejar de mencionar a la vitamina E, encargada de proteger nuestras defensas y evitar que los vasos sanguíneos se estrechen.

Su insuficiencia puede ocasionar espasmos y temblores, problemas de visión e infecciones frecuentes, así como una mayor dificultad para controlar movimientos. Debemos tener en cuenta que, para que esta vitamina se absorba correctamente, debe haber grasa en el sistema digestivo, ya que la misma funcionará como vehículo para su traslado a las diferentes partes del cuerpo.

Es muy importante considerar que, durante el ciclo menstrual, los niveles de vitamina E disminuyen. Por lo tanto, debemos asegurar su presencia para evitar incómodos dolores de cabeza.

  • Puedes encontrarla en: avellanas, cacahuates, semillas de girasol, almendras, vegetales de hoja verde, o suplementos vitamínicos con suscripción médica.

¡Hemos llegado al final de nuestro artículo sobre vitaminas para el dolor de cabeza! Ahora, nos encantaría recibir tus impresiones en la sección de comentarios sobre este tema tan interesante. ¿Crees que consumes las cantidades recomendadas de vitaminas? ¿Tienes dolores de cabeza frecuentes?

Todas tus dudas al respecto pueden ser resultas de la mano de nuestros profesionales. ¡No dudes en hacer tu consulta personalizada para mejorar tu consumo de nutrientes! 

Nutrientes: Tus aliados indispensables para una buena salud

Nutrientes: Tus aliados indispensables para una buena salud

Nutrientes: Tus aliados indispensables para una buena salud

nutrientes
Los tiempos actuales nos presentan un desafío recurrente: cuidar, a capa y espada, de nuestra salud. En este sentido, es de público conocimiento que la nutrición posee una fuerte incidencia sobre el modo en que nos sentimos. El problema es que no sabemos cómo colaborar con nuestro cuerpo de manera activa y constante para darle todos los nutrientes que necesita diariamente. De hecho, es muy probable que ignoremos qué nutrientes ingerimos con frecuencia y cuáles escasean en nuestra dieta. ¿Sabes que estos últimos tal vez puedan ayudarte a resolver esos problemas de salud que tanto te preocupan?

Como el bienestar físico y mental es un tema que nos compete a todos, Aleria llega para brindarte información valiosa sobre los verdaderos aliados de la vitalidad: los nutrientes. ¡Quédate con nosotros y disfruta de los secretos nutricionales que tenemos para ti!

Sucede con frecuencia: cada vez que nos proponemos comer saludable, nuestros intentos son tristemente abandonados en vistas de la primera tentación. Acabamos convirtiéndolos en excusas y prometemos retomar la iniciativa “el próximo lunes”. Todos sabemos lo que sucede después: culpa, frustración, y una reedición del interrogante estrella: ¿cómo ser saludables y no fallar en el intento? 

Resulta completamente natural que nos preocupemos por nuestra salud. Sin embargo, no debemos estancarnos en la pura inquietud. Esto no sería más que un arma de doble filo. La preocupación – tal como suele suceder y al mejor estilo dominó – se traducirá velozmente en síntomas de estrés y ansiedad, deteriorando nuestro sistema inmunológico y echando por el suelo el propósito inicial: llevar una vida sana y establecer una relación de amor y respeto con nosotros mismos

En consecuencia, necesitamos convertir nuestras preocupaciones en acciones que realmente puedan ajustarse a nuestra rutina diaria, y es aquí donde saber sobre nutrientes nos beneficiará en mucho.

Conozcamos un poco más acerca de ellos.

Qué son y para qué sirven los nutrientes

nutrición

Los nutrientes son sustancias químicas que se encuentran en los alimentos que consumimos. Moléculas fuertemente unidas que se encargan de promover la salud de las células y que inciden de manera directa sobre los niveles de bienestar que experimentamos en el día a día. Estas pequeñas raciones de fuerza vital – incorporadas a consciencia – nos aportan la energía necesaria para llevar adelante todas nuestras actividades con perseverancia y dedicación.

Asimismo, los nutrientes permiten que todos los procesos que se llevan a cabo para que nuestro cuerpo se mantenga saludable se completen satisfactoriamente. Tanto es así, que determinados cuadros crónicos tales como la diabetes y la hipertensión encontrarán un importante apoyo en una nutrición adecuada.

Tipos de nutrientes

Como su tarea no es nada sencilla, podremos encontrar diferentes tipos de nutrientes con funciones propias y objetivos específicos. ¡He aquí el dilema! Debemos incorporarlos todos para que el rompecabezas esté completo.

Demos un pasito más.

Los nutrientes pueden ser clasificados en macro y micronutrientes. Los macronutrientes – aquellos que necesitamos en mayores cantidades – serán las proteínas, los carbohidratos y las grasas, mientras que los micronutrientes – requeridos en pequeñas porciones diarias – incluirán a las vitaminas y minerales. Su correcto consumo nos permitirá disfrutar de una vida libre de malestares y potenciará nuestras defensas, evitándonos (metafórica y literalmente) cientos de dolores de cabeza.

En conclusión, si queremos ser más saludables podemos iniciar en este punto: estudiaremos qué nutrientes escasean en nuestra dieta y elaboraremos un plan de acción para incorporarlos de manera sencilla. Además, existen numerosos trucos que puedes poner en práctica para que la absorción de nutrientes se lleve a cabo de la mejor manera. 


¿Sabes qué nutrientes son los más adecuados para ti? ¿Reconoces aquellos que aportarían soluciones a tus dolencias y malestares actuales? ¡No dejes de hacer una consulta gratuita con nuestros asesores de Aleria! Una consulta personalizada te permitirá conocer mejor tus necesidades puntuales y elaborar un plan de acción único y perfecto para ti. 


Un plus: los nutrientes antioxidantes

antioxidantes

Si de tener una buena salud de trata, no podemos dejar de mencionar a los nutrientes ricos en antioxidantes. Entre ellos, puede que hayas oído hablar de las vitaminas C, E, B12, el zinc, el selenio y los polifenoles.

Las abuelas lo dijeron hace mucho: si quieres mantenerte sano, bébete rápido el jugo de naranja y no dejes que se pierdan sus nutrientes. Tomándonos la licencia de traducir estas palabras hogareñas a términos más científicos, lo que ellas nos decían era que necesitábamos de los antioxidantes para prevenir el estrés oxidativo y fortalecer el sistema inmunológico.

Veámoslo así: el metabolismo celular es un proceso natural que da como resultado la liberación de radicales libres, una serie de compuestos reactivos de oxígeno que, en grandes cantidades, resultan perjudiciales para la salud. Los mismos serán eliminados por acción de los nutrientes superestrella: los antioxidantes, previniendo la aparición de enfermedades crónicas y evitando el envejecimiento temprano.

Lo cierto, es que las personas jóvenes producen sus antioxidantes de manera natural. Pero, con el paso del tiempo, es preciso que incorporemos en nuestra dieta este tipo de nutrientes a conciencia, dado que los sistemas antioxidantes del cuerpo disminuirán su funcionamiento. ¡Toma partido por tu bienestar!

De dónde se obtienen los nutrientes

Ya hemos aprendido a qué se llama nutrientes y para qué sirven. Ahora, descubriremos juntos de dónde se obtienen y cómo los avances tecnológicos nos han permitido acceder a ellos de manera sencilla y práctica

Tal como hemos mencionado anteriormente, los nutrientes se encuentran en los alimentos que consumimos. El inconveniente principal es que, aunque pongamos todos nuestros esfuerzos en ello, nuestra alimentación no suele ser lo suficientemente completa y variada. Sabemos lo que es una dieta saludable (recordamos aquella pirámide nutricional que nos enseñaron en la escuela) pero puede que no tengamos los recursos o el tiempo necesarios para llevar adelante nuestro plan de alimentación soñado.

Es aquí donde los avances científicos hacen su entrada triunfal. 

Al día de hoy, las innovaciones en biotecnología y nanotecnología nos permiten obtener todos los nutrientes que necesitamos a través de los llamados suplementos alimenticios: productos que se toman por vía oral con el objetivo de complementar la dieta y aportar a su consumidor los nutrientes que necesita para llevar una vida saludable.

Tanto como su nombre lo indica, estos suplementos no reemplazan en ninguna medida a las comidas. Más bien, nos ayudan a tener una dieta balanceada y a incorporar aquellos nutrientes que, por alguna u otra razón, escasean en nuestro cuerpo. Por ejemplo, muchas personas vegetarianas y veganas necesitan de la vitamina B12 y pueden acudir a estos suplementos – siempre y cuando un profesional de la salud lo avale – para incluirla en su alimentación y cuidar de su salud.

Lo que los nutrientes harán por ti

beneficios de los nutrientes

Queremos finalizar nuestro artículo enumerando todos los beneficios que puedes obtener de la ingesta consciente de nutrientes. ¡Toma nota de los que más llamen tu atención! 

  • Reducción del colesterol (LDL) y disminución del riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares.
  • Aceleramiento en la recuperación de pacientes con patologías.
  • Mejoras en la salud de la piel, el cabello y las uñas.
  • Retraso del envejecimiento.
  • Más energía disponible para realizar las actividades diarias sin sensación de agotamiento.
  • Tránsito óptimo por períodos tales como el embarazo.
  • Fortalecimiento notable del sistema inmunológico.
  • Mejoras en la calidad de la sangre y mayor fluidez del riego sanguíneo.
  • Mejoras en la respuesta antiinflamatoria, antioxidante y cicatrizante.
  • Disminución de mareos y dolores de cabeza.
  • Regulación de la función hormonal.
  • Aumento de la resistencia física y mejoras en el rendimiento deportivo.
  • Desintoxicación física y mental.
  • Mejoras en el rendimiento sexual.
  • Más posibilidades de tener un descanso reparador por las noches.
  • Favorece procesos mentales como la memoria, la concentración y la regulación afectiva.

No dejes de disfrutar de todos los beneficios que una buena alimentación puede darte. Verás que, sabiendo de primera mano cómo debe ser una alimentación saludable y poniendo en marcha estrategias para el cuidado de la salud, los resultados llegarán más rápido de lo que esperas. ¡Date más amor con los nutrientes esenciales! 

Hemos llegado al final de este artículo sobre nutrición y vida sana. Ahora, nos encantaría recibir tus impresiones respecto de esta temática. ¿Ingieres todos los nutrientes que necesitas? ¿Crees que llevas un estilo de vida saludable? ¿Qué otros consejos le darías a una persona que quiere comenzar a cuidar su alimentación? ¡Te esperamos en la sección de comentarios! 

No olvides solicitar tu asesoría personalizada sin costo con nuestros profesionales del equipo Aleria para conocer mejor acerca de tus necesidades nutricionales específicas. ¡Nos encantará ayudarte!

Biodisponibilidad | Lo que no sabías sobre la absorción de nutrientes

Biodisponibilidad | Lo que no sabías sobre la absorción de nutrientes

Biodisponibilidad | Lo que no sabías sobre la absorción de nutrientes

biodisponibilidad
La biodisponibilidad es la cantidad de nutrientes que nuestro cuerpo es capaz de absorber y aprovechar de los suplementos o alimentos que consumimos. Te preguntarás: ¿Por qué es importante saber acerca de biodisponibilidad? ¡Bien! Si tenemos en cuenta que nuestras células se alimentan mediante la absorción de nutrientes, y que dicha absorción depende, tal como dijimos, de la biodisponibilidad, todo cobra sentido. Necesitamos disponer de este combustible para realizar todas nuestras funciones vitales, mantenernos sanos y combatir enfermedades. Desde Aleria te contamos todo lo que necesitas saber sobre esta temática tan interesante. ¡Sigue leyendo!

Qué es la biodisponibilidad

Desde mediados siglo XX se empezó a estudiar el efecto que tiene la combinación de alimentos para el aprovechamiento de sus nutrientes. Por ejemplo, se descubrió que combinar las carnes con los tubérculos (papa, zanahoria, yuca) entorpece la digestión y disminuye la absorción de nutrientes. Por el contrario, se distinguió un efecto favorable en la asimilación de nutrientes al combinar vegetales de hoja verde entre sí, con carnes o con legumbres.

¿Cuál es la explicación detrás de esto?

Al cuerpo le cuesta más energía y tiempo descomponer algunas combinaciones de alimentos. Imagínate el cable de tu cargador: no es lo mismo desenrollar uno solo que tener, además, el de los audífonos y el de tu laptop enredados. Eso se puede convertir en un caos, ¿cierto?. En cambio, si tenemos cada cable en su funda, será mucho más fácil y rápido poder hacer uso de él. Ese mismo efecto tienen las combinaciones de alimentos.

Factores que influyen en la biodisponibilidad

absorción de nutrientes

1. La forma en la que el nutriente fue extraído del alimento

El aprovechamiento del nutriente de un suplemento alimenticio depende de cómo fue extraído del alimento que lo contenía. A veces, son procesos a temperaturas muy elevadas y eso neutraliza su valor funcional.

2. El tamaño de la partícula del nutriente

También dependemos del tamaño de la partícula del nutriente: si es demasiado grande, puede que nuestro intestino no sea capaz de absorberlo. Aquí es importante considerar también el estado de tu intestino, si ya presentas una inflamación (por estrés, seguramente) disminuirá su capacidad de absorción de nutrientes. Por eso, es muy importante que los nutrientes que ingieres sean de bajo peso molecular, sólo así tu intestino los podrá absorber

3. La combinación con otros nutrientes

En los últimos años los investigadores han visto que los nutrientes aislados en suplementos tienen menor absorción que cuando se combinan con otros nutrientes compatibles. Por ejemplo, se ha reconocido la necesidad de incluir la vitamina C en la ingesta de colágeno hidrolizado y de hierro para su mejor aprovechamiento. En general, las vitaminas y los minerales son complementarios a la ingesta de antioxidantes, y los antioxidantes son, a su vez, complementarios a la ingesta de ácidos grasos y proteínas. En cualquier caso, siempre vamos a requerir un intestino sano que sea capaz de absorber los nutrientes que ingerimos, y las fibras dietéticas son las que se encargan de regular la flora intestinal que transporta los nutrientes al torrente sanguíneo. 

Ya ves, ¡los nutrientes funcionan mejor en equipo!

En Aleria cuidamos la biodisponibilidad combinando una potente sinergia de nutrientes para que, cuando lo tomes cada día, tu cuerpo active los mismos metabolismos que cuando combinas alimentos adecuadamente. ¡Todo el poder de la biodisponibilidad está en tus manos!

¿Tienes dudas? No dejes de hacer tu consulta personalizada y gratuita con nuestros profesionales para conocer mucho más acerca de la correcta absorción de nutrientes. ¡Te esperamos!